Les humeurs de Tietie007.

Les humeurs de Tietie007.

IN MEMORIAM : ALEJANDRO VASQUEZ (1928-2016).

 

Alejandro Vasquez falleció esta mañana en Plasencia, el 07 de julio de 2016, rodeado por sus niños, acababa de tener 88 años. Había nacido el 09 de julio de 1928, a Baños de Montemayor, en el vallee del Ambroz. Su padre era campesino y Alejandro paró la escuela a la edad de 10 años para trabajar en los campos. La guerra civil cambió su vida y recuerda de la canción de los franquistas, " Cara al sol con la camisa nueva ". El maestro de escuela golpeaba a los niños que no lan cantaba no. El Extremadure fue una de las primeras regiones conquistadas por Franco. Las condiciones de vida para los Vasquez se empeoraron porque el padre de Alejandro, consejero del alcalde de Baños, fue condenado a la prisión por los franquistas donde se le quedó hasta 1938 a Plasencia.  

La vida era dura en aquella época, y el joven hombre iba a cortar a menudo del bosque, en la montaña, para venderle en los pueblos del valle.  150 kg de madera valía entonces 1 kg de pan ! Con su asno, desde las 3 de la mañana, salía a venderle sus tomates a Bejar y a Candelario

 

Después de fin de la guerra civil, el padre de Alejandro alimentaba un pequeño grupo de comunistas resistentes, llamado el grupo de los ocho, que se escondía en las montañas alrededor de Hervás. Es ciertamente a esto que fue condenado, de nuevo, en 1947, en 15 años de prisión que pasó al Penal del Dueso, a Santoña, cerca de Santander. Salió gracias al indulto de la mujer de Franco, en 1953.

Para evitar el cultivo de la tierra, a la edad de los quince, Alejandro se enteró del oficio de tonelero, a Puerto de Bejar, en la empresa El industrial. Se quedó dos años luego trabajó durante quince años para la empresa a Eusebio Gonzales.  Es en aquella época se casó a una chica de Hervas, Lucia Calzado, con la cual, tuvo ocho niños.

 


 

 

Comprendió que no había futuro en España de Franco. Su hermana había seguido a su marido en Arras, al norte de Francia. Decidió se trenir tranquilo para tener un certificado de buena conducta para poder ir a trabajar allá.

 

El 27 de abril de 1963, Alejandro se fue a Francia, en Arras, a la casa de su hermana. Trabajó 5 años en la empresa Construcción Moderna francesa, como albañilSabía que en Burdeos, había dos grandes tonelerías. Se fue allá, durante sus dos semanas de vacaciones en agosto de 1968. En Burdeos, encontró a dos amigos, Pablo y Miguel, de Puerto de Bejar, dos toneleros que trabajaban en Burdeos. Le dijeron que a Coñac, había muchas empresas de tonelerías. El 2 de septiembre de 1968, se presentó a la empresa Taransaud, a Coñac, donde trabajó hasta su jubilación, en 1981.

 


 

 

Después de haber vivido de años en el barrio de Crouin, a Coñac, Alejandro compró una casa con un gran jardín, en Javrezac, donde hacía su huerta. Cada verano, la familia Vasquez le pasaba un mes a Hervás.

 


 

 

A la muerte de Doña Lucia, en 2001, Alejandro, decidió volver a vivir a Hervas, donde pasó una jubilación feliz.

 

Como todos los españoles, le gustaba deambular en los bares, con los amigos, para beber su vaso de vino tinto y comer las tapas. En 2005, con sus amigos al Meson el 60.

 


 

Le gustaba jugar a la petanca que había dado beneficio de Francia,

 


 

y apreciaba también el Flamenco, el canto extremeno,  que compartía con sus amigos de la Pena de la Buleria

 


 

 

 

 Quería mucho a los toros y las corridas, (corrida si, monja no !  )

 


 

pero no apreciaba a la familia Simpson... Cada vez que miraba Homer y su familia, durante treinta segundos, se exclamaba cambiando de programa « Qué conneria » ("connerie" es una palabra francesa qui quiere decir "Jilipollada") , porque después de haber vivido en Francia durante 34 años, Alejandro mezclaba español y francés lo que daba a su prosa, una coloración pintoresca.

 

A menudo le pasaba los inviernos en México, a Vera Cruz, en casa de su hija Julia,

 


 

 

donde iba a pescar en el Golfo de México.

 


 

 

 

 

Cerca de Aix-en-Provence, en Francia, me había mostrado cómo pescar.

 


 

A pesar de su aire serio y a veces gruñón, Alejandro podía echarse a reír  . ¡ Recuerdo que a Vera Cruz, mientras que marchábamos a la calle, mis sandalias, justo compradas, se rompieron, obligándome a marchar pies desnudos!
 Tuvo un ataque de risa  y exclamó: " ¡ Qué Cabron este vendedor ! ».

 

Era miembro del PSOE , no quería a los curas y siempre estaba furioso contra el Caudillo que había enviado a su padre a prisión. Tenía un carácter muy fuerte, y sus cóleras eran homéricas, pero Alejandro siempre guardó la sencillez y el humanismo de los campesinos de aquí. 

 

Adios Don Alejandro,

 


 

y aunque usted no quería a los curas, espero que usted recobre a su mujer y su amigos, en un rincón del paraíso,  en alguna parte en el valle del Ambroz.

 


 

Una cavatina a la memoria de Alejandro.

 


 

 

 

 



09/07/2015
0 Poster un commentaire

A découvrir aussi


Inscrivez-vous au blog

Soyez prévenu par email des prochaines mises à jour

Rejoignez les 18 autres membres